Albert Puntí

Poéticas del Espacio

Hasta la época del Renacimiento se considera que un pintor no es un artista sinó un simple artesano, que no crea sino que reproduce. De acuerdo con el pensamiento platónico/cristiano, el hombre no puede crear, sólo puede reproducir lo que ya tiene en el alma, la capacidad de crear se reserva a Dios. Un pintor será mejor o peor en función de su capacidad para reproducir la naturaleza, la pintura es una actividad mimética.

A partir del siglo XVI comienza a cambiar esta forma de pensar, y el pintor se transforma en artista, lo importante en pintura irà siendo la creatividad. Sin embargo, en esta época, la capacidad para la reproducción mimética del espacio mejora, ya que la perspectiva deja de ser intuitiva y consigue ser “científica” con el uso de la “construzione legittima”.


A mediados del siglo XIX, esta “construzione legittima” se transformará en una limitación para la creatividad del pintor, y con el nacimiento de la fotografía, la representación “objetiva y mimética” de la naturaleza, será una tarea que pasará de la pintura a la fotografía. Así, desde finales del siglo XIX y a lo largo de todo el siglo XX asistimos a una contínua reflexión en el seno de la pintura, para buscar nuevos modelos perspectivos, desde los impresionistas, al cubismo y pasando por múltiples propuestas hasta llegar al expresionismo abstracto.


En el caso de la fotografía, inicialmente el sistema perspectivo és el que ofrece la cámara fotográfica, construida a la manera de la “cámara oscura”, que los pintores habían utilizado durante siglos y que proporciona un sistema perspectivo cónico.

Es decir que el modelo constructivo de la cámara fotográfica, con un solo objetivo, condiciona el modelo de representación fotográfico. Los principios geométricos de la fotografía son los mismos que los de la “construzione legittima”, o sea, la proyección sobre un plano (película o papel de dibujo) desde un solo punto (centro de perspectica de la cámara fotográfica o punto de vista en la perspectiva geométrica). En la fotografía creativa (cuyo objetivo no es la simple reproducción mimética de la realidad), al igual que ocurría anteriormente en la pintura, el modelo perspectivo puede transformarse en una limitación a la creatividad artística, por lo que se hace necesaria una reflexión sobre la perspectiva en la fotografía.

Creo que cuestionar la “construzione legittima” en fotografía, puede ayudar a abrir nuevos caminos, que permitan transformar la sintaxis de la imagen fotográfica. Esta reflexión, de una manera consciente o no, ya se ha realizado de manera esporádica, como por ejemplo en el caso de algunos fotomontajes , en los que no se respeta el código de un solo punto de fuga en la imagen, sino que se interseccionan diferentes planos. O en algunos autores como D. Hockney, que crea unos collages que podríamos considerar como cubistas, o en otros trabajos de fotografía panoràmica circular o esférica, etc.

Con el desarrollo de la fotografía digital se abren nuevas posibilidades en este camino, por lo que el objetivo de mi proyecto es el de combinar las capacidades de la fotografía panoràmica con las de la fotografía digital, para reflexionar sobre la viabilidad de utilizar vias diferentes a la perspectiva cónica, para poder avanzar en otros lenguajes, a partir de otro tipo de representación del espacio.